Volando voy, volando vengo

Aunque volar no es la única manera de llegar a Australia sí que es la más común y rápida. Venir en barco es el equivalente a pasar días y meses viajando por mar hasta llegar a Australia. Así que mejor nos olvidamos de esta opción y nos centramos en el avión.

Avión AustraliaEl viaje desde España hasta Australia dura entre 24 y 35 horas. Depende de las paradas que se hagan (mínimo 1) y de la duración de las mismas. Si tienes tiempo y dinero está muy bien pararse dos o tres días en algún país del sureste asiático (Tailandia, Singapur, China…) para relajarse y hacer turismo. Los más valientes una vez hecha la primera o segunda parada nos cargamos de energía para hacer el último vuelo hasta nuestro destino final: Australia!

En el avión hay momentos de todo, de diversión (leyendo libros o mirando series de televisión y las últimas estrenas cinematográficas), de descanso (durmiendo o escuchando música), de charla con el compañero de asiento y también a veces de aburrimiento. Lo mejor de todo es intentar dormir, así el tiempo pasa más rápido. Y acordaros sobretodo de levantaros y hacer algún ejercicio para mover un poquito el cuerpo y mejorar la circulación durante el viaje. Cuando hago estos viajes tan largos me gusta mucho mirar películas, descubrir alguna serie nueva o leer alguna guía australiana para aprender más sobre este fantástico país.

La comida de los aviones está bien, no es para tirar cohetes pero es comestible. Eso sí, he

Asistente de vuelo

llegado a desayunar 2 o 3 veces en un día! Y de beber puedes pedir lo que quieras: agua, zumos, fanta… incluso alcohol. Los asistentes de vuelo son muy amables y os ayudarán si tenéis algún problema.

Hay muchas compañías aéreas que llegan hasta Australia, las más comunes son Singapore Airlines, Emirates y Qantas que salen desde Madrid o Barcelona, hacen pocas paradas (1 o 2) y te dejan llevar hasta 30 kgs en la maleta que facturas.

Organiza bien lo que pones en la maleta de mano, así no te faltará de nada. Puedes poner libros, tu ordenador portátil, tus documentos (pasaporte, billetes, información sobre los vuelos, etc), dinero y tarjetas, colonia, cepillo de dientes, cepillo para el pelo, algún caramelo, algo de ropa, gotas lubricantes para los ojos, tapones para las orejas, antifaz… Los aviones normalmente son fríos y tienen el aire acondicionado bastante fuerte. Fijaros que vuestros envases no sobrepasen los 100ml de líquido y las cosas que no están permitido llevar (cuchillos, tijeras…).

Una vez hecho el check-in y despedido de la familia y amigos, solo queda disfrutar del viaje con la mirada puesta en Australia.

¡Feliz viaje!

This entry was posted in Latest blog posts. Bookmark the permalink.

Comments are closed.